¿Por qué ser corredor de seguros en estos tiempos de crisis?

¿Por qué ser corredor de seguros en estos tiempos de crisis?

0 322

Todos sabemos que el sector asegurador es de vital importancia en el esquema económico de la sociedad occidental y, por tanto, de nuestro país. Pero además, en momentos de crisis como los que vivimos, cobra especial relevancia y se convierte en un sector “refugio” a nivel profesional. 

La mediación en seguros no paró ni siquiera en el confinamiento. Hoy más que nunca se necesitan franquicias de seguros que estén a la altura tanto en formación como en medios.

En este artículo voy a desvelarte por qué. Y si prefieres escucharlo puedes hacerlo aquí:

La mediación de seguros como oportunidad de negocio

El sector de los seguros vive un momento dulce. Mientras otras áreas están sumidas en una profunda crisis, en el sector asegurador en general, y de gestión de riesgos en particular, se da una excelente oportunidad de negocio. Es cierto que en todas las crisis hay oportunidades pero esta frase tan manida es especialmente cierta en nuestra sector, donde las crisis se viven de otra manera.

La pandemia ha generado una situación de incertidumbre a familias, organizaciones de todo tipo, empresas, e incluso instituciones, que tienen más necesidad que nunca de tener bien perfilada la gestión de riesgos en su entorno. Me refiero tanto en el programa de seguros como en el cumplimiento normativo, que más que nunca va a ser riguroso y exigente. Tanto en una vertiente como en la otra es el momento en el que más necesidad y exigencia hay.

Es por eso que después de tres décadas de dedicación en el sector asegurador puedo afirmar:

La mediación de seguros vive un momento dulce profesionalmente hablando

La mediación en seguros supone una magnífica oportunidad para el desarrollo profesional. La de corredor de seguros es una profesión en la cual el techo de tu negocio lo defines tú, donde tienes una dependencia directa de tu actuación con tus resultados y con tus ingresos, y donde generas un patrimonio propio: la cartera de seguros, que va a generar unos ingresos crecientes y recurrentes, y un rendimiento que te va a dar estabilidad en el futuro.

Por tanto, todas aquellas personas que han pasado por el sector asegurador, por la banca, por puestos comerciales o de gestión, o que simplemente tienen un nivel de formación adecuado, y quieren desarrollarse profesionalmente sin depender de terceros, sin temor a un despido o ajuste en su empresa, tienen ante sí una magnífica posibilidad de desarrollo profesional.

El asesoramiento y la contratación de seguros, ya sea por necesidad en unos casos o por obligación legal en otros, es un servicio imprescindible y absolutamente transversal que está presente en la totalidad de sectores de la economía. Te permite moverte en la franja social y el ámbito sectorial que te encuentres más cómodo. Y por lo tanto uno tiene que decidir en qué líneas quiere especializarse. Alguien que está pensando en ser corredor de seguros tiene un océano de oportunidades.

Pero ¡ojo! Esta profesión no es para gente que esté perdida, que no sepa a donde ir, que quiera dejar su trabajo porque lo odia y que de repente le aparezca esta oportunidad y se lance. ¡No! Como requisito mínimo debes sentir la chispa de esta profesión. El primer paso para ser corredor de seguros es querer serlo porque al fin y al cabo es una profesión y como tal hay que dedicarle tiempo y esfuerzo. Eso sí: es una profesión que no para ni siquiera durante la pandemia.

Sólo puedo decirte que es una profesión motivadora. Lo que tienes que tener para dedicarte a ella es:

  • Ganas
  • Dar el 100%

¿Estás listo?

Si quieres conocer las diversas opciones que existen para emprender un proyecto como corredor de seguros te recomiendo que leas este post.