Recoletos Consultores y ASTIC firman un convenio en el área de Compliance

Recoletos Consultores y ASTIC firman un convenio en el área de Compliance

0 133

Con el objetivo de ayudar a sus socios a adaptarse a la legislación actual, la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC) ha firmado un convenio de colaboración con Recoletos Consultores para implantar un área de Compliance (Cumplimiento Normativo) en la organización, lo que supondrá un importante valor añadido a sus miembros.

Con la firma de este convenio las empresas de transporte asociadas dispondrán de un servicio de asesoramiento para el cumplimiento de las distintas normativas que afectan al sector y, especialmente, para prevenir posibles delitos penales que puedan llegar a acarrear importantes sanciones económicas o incluso la paralización de sus actividades, con independencia de su tamaño.

El encargado de dirigir el área técnica de dicho servicio es Pablo Gorgé, abogado y experto en Compliance en la franquicia de seguros Recoletos Consultores.

Cumplimiento normativo en el sector Transportes

La reforma del Código Penal de 2015 estableció que las empresas serán responsables penales de los delitos cometidos por los directivos o empleados.

En España los tribunales han dictado ya sentencias que condenan a la disolución y extinción de la empresa, por carecer de un programa de Cumplimiento Normativo y, concretamente en una empresa del sector Transportes.

Como ejemplo de la necesidad de implantar este programa de Compliance Penal en este sector, se pueden citar varios:

  • La subcontratación de camiones y servicios a autónomos.
  • El movimiento de personas dentro de la frontera de la Unión que permite el acceso de personas a los camiones.
  • Las posibles corruptelas de funcionarios de aduanas para facilitar el tránsito o despacho de las mercancías.
  • La verificación de las cargas, etc.

Son claras muestras de posibles delitos que no solo producen grandes pérdidas económicas con mercancías que llegan en malas condiciones, aseguradoras que no se quieren hacer responsables de los gastos,  etc., sino que también van a acarrearle al empresario asumir la responsabilidad de la comisión de delitos, que no solamente no quiere cometer sino que trata de evitar a toda costa.