La franquicia RE/MAX comercializa la finca del Condado

La franquicia RE/MAX comercializa la finca del Condado

0 167
franquicia remax
  • Casi 2.900.000 metros cuadrados entre el castillo, dos edificios, la Torre del Homenaje, almacenes, garajes, piscina y los suelos adyacentes.
  • El análisis de la explotación económica concluye una producción actual de unos 4.000 litros de aceite de oliva, 10.000 litros de vino, 120 toneladas de cereales y explotación vacuna y ovina por un valor aproximado de 20.000 euros mensuales. Y se pueden extraer unas retas mensuales en torno a los 9.000 euros en su uso hotelero.

Madrid,13 de junio de 2018. RE/MAX, la compañía líder mundial de franquicias inmobiliarias, ha puesto a la venta el castillo de Casasola, en el término municipal de Chinchón, a 30 km de Madrid y 20 de Aranjuez. La propiedad está enclavada en la fina del Monte del Condado de Casasola y cuenta con algo más de 700 metros cuadrados de superficie y 286 hectáreas con regadíos, olivar, viñedos arbolados, pastizales, montes de esparto y terrenos de labor de secano.

El castillo de mampostería cuenta con dos edificios, uno norte y otro sur, la hermosa Torre cuadrada del Homenaje, almacenes y servicios anexos, como garajes y piscina. Está enclavado a la entrada del valle del Tajuña, en un roquedal de impresionantes vistas que era usado como lugar de vigilia ya en época de las Galias romanas. A sus pies, terrenos de secano, regadíos, viñedos, montes de esparto, que rememoran al viajero la presencia de una época histórica donde el lugar tuvo un papel destacado para la Reconquista o la colonización romana, pero que dispone de todos los servicios del siglo XXI en un entorno geográfico de 30 kilómetros, que incluyen a la capital del Estado.

Las superficies construidas suman casi 739 metros cuadrados, de los que 82 corresponden al almacén y la piscina. Otros 2.858.924 metros cuadrados son las tierras en explotación agrícola. La fortaleza tiene un gran pozo excavado en plena roca arcillosa, que da acceso a un manantial de agua, con un pasadizo circular idéntico a los subterráneos existentes en la alcazaba de Tetuán, por lo que se supone de origen árabe. Desde el castillo se divisa un amplio territorio del valle del Tajuña, así como otros emplazamientos de otros castillos, como Valderradela y Heza.

La propiedad perteneció al sexmo de Valdemoro, que era parte de la comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, hasta el siglo XV, en que Don Juan de Contreras llamado el viejo adquiere estas propiedades y edifica el castillo. Después pasó a propiedad de los Arias Dávila, Condes de Puñoenrostro en 1583, concediéndoles en 1684 el título de Marqueses de Casasola. Recientemente fue alojamiento secreto de políticos y militares a favor de la proclamación de Alfonso XII. Tiene una marcada disposición defensiva y está construido de mampostería irregular, con una planta triangular con dos torreones circulares en los vértices de su fachada. El marqués de Lozoya fue, además de un gran historiador del arte castellano, heredero directo de ese primer fundador del castillo alcarreño.

Casasola no ha participado en ningún hecho bélico importante, por ser un castillo tardío, castillo-residencia, aunque bien fortificada, que conserva el ambiente feudal en un enclave de extraordinaria belleza.

Casi tres millones de metros cuadrados de extensión

Alrededor del Castillo se encuentran las tierras que pertenecen a dicha propiedad, con casi tres millones de metros cuadrados de terrenos de regadío, secano, lago… Se trata de la Laguna de Casasola. Situada en la margen izquierda del Tajuña, se acede desde un camino rural que lleva junto al histórico Castillo de Casasola.

Unas 100 hectáreas son de cereal, 30 de olivar de 80 años, y dispone de unos 2.000 olivos y viñedos, parte de variedad sprah, 8.000 cepas de espaldera y el resto monte bajo con excelentes pastos. También hay casa de pastores para 100 cabezas de ganado vacuno y 400 de lanar, un pozo de agua buenísimo con 80 litros por segundo, transformador de 100 vatios y línea eléctrica, y una laguna de acuífero que tiene patos y jabalíes. La finca tiene helipuerto, caballerizas, minigolf, campo de béisbol, una gran piscina con duchas, tres campos de tenis, pádel, frontón, campo de golf, circuito de cars y unas vistas maravillosas de la Vega de Tajuña.

El castillo tiene casa de guardeses. Parte de él está en pleno uso habitacional, con varias dependencias de cuidado diseño y adaptadas a facilitar al visitante el disfrute de una propiedad tan singular: cuartos de baño, torre del homenaje, gran comedor con chimenea, cocina…

Cerca de 30.000 euros mensuales de ingresos

La laguna de Casasola es un extenso carrizal de 2,56 hectáreas y un metro de profundidad que no cuenta con un gran número de especies de aves, pero es un importante dormidero para especies como grajillas occidentales, estorninos negros, escribanos trigueros y urracas.

En sus terrenos se cultivan productos como alfalfa, trigo, olivos, vides, cebada, maíz. Otros son de posible implantación, como la almendra, el azafrán y el pistacho. Además, posee caza menor como perdiz, codorniz y conejo, y en ellos se encuentran varias especies de aves rapaces incluida una pareja de águila real.

El análisis económico realizado a la propiedad en venta concluye la posibilidad de extraer unas rentas mensuales en torno a los 9.000 euros en su uso hotelero, de recreo o como lugar de rodaje de películas o anuncios publicitarios. Además, el análisis de la explotación económica de las fincas concluye una producción actual de unos 4.000 litros de aceite de oliva, 10.000 litros de vino, 120 toneladas de cereales, explotación vacuna y ovina, etcétera, por un valor aproximado de 20.000 euros mensuales.